BLOG

DHA en la menopausia

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

 

 

La Menopausia en la mujer se produce cuando los ovarios dejan de producir estrógenos y progesterona. La edad a la que se produce la menopausia varía entre los 45 y 55 años, aunque los primeros síntomas pueden iniciarse años antes.

Los síntomas más comunes incluyen sofocos, sequedad ocular y vaginal, problemas para dormir también en algunas con el consiguiente cansancio y falta de concentración durante el día y pérdida de memoria. Los cambios de humor, irritabilidad y ansiedad también se dan con mayor frecuencia durante la menopausia, debido a estos cambios hormonales.

La pérdida de estrógeno también hace que se pierda masa ósea, con riesgo incrementado de padecer osteoporosis y sufrir fracturas óseas. Y por último, el riesgo cardiovascular también aumenta a partir de la menopausia.

Diversos estudios han demostrado que los ácidos grasos Omega-3, y en concreto la fracción DHA, pueden ayudarnos a mitigar estos síntomas.

Suplementarse con DHA

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

 

 

En esta entrada al blog, responderemos a las preguntas y dudas más habituales sobre la suplementación con DHA. Esperamos que os sirva!!

 

•    ¿Por qué suplementarnos con DHA?
Porque nuestra dieta es deficitaria, ya no consumimos suficiente pescado azul y desgraciadamente consumimos demasiado Omega6, que favorece la inflamación y envejecimiento de nuestro organismo y neutraliza la metabolización de los Omega3.


•    ¿Qué beneficios podemos obtener al suplementarnos con DHA?
El DHA es saludable para la vista, cerebro y corazón. Además es necesario para la formación del sistema nervioso y visual del feto, y su aporte durante la lactancia y la infancia es indispensable para un correcto desarrollo. Numerosos estudios científicos lo relacionan positivamente con varias áreas de la salud, como la Nutrición deportiva, el Hígado graso, Antiaging, Oncología, Trastorno por déficit de atención, Envejecimiento cognitivo…


Suplementándonos con DHA recuperamos los niveles de todos los Omega 3 del organismo.

DHA para el bebé

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

 

Actualmente existe consenso científico absoluto sobre la necesidad de dos ácidos grasos, el AA (ácido araquidónico) y DHA para el sano desarrollo del bebé, y en que debe haber un equilibrio entre las cantidades de ambos.

 

El AA es necesario para los parámetros de crecimiento, peso, altura, perímetro craneal, mientras que el DHA lo es para la formación del ojo, las funciones neuronales cognitivas, y el metabolismo de las neuronas y neurotrasmisores cerebrales.

 

Lo que es más difícil, es determinar cuales son las cantidades que durante el embarazo y la lactancia hay que suministrar a la madre para que haya aporte suficiente para el bebé. El feto recibe alrededor de 60mg cada kilo de peso diariamente a través de la placenta. La composición en ácidos grasos del líquido amniótico y de la leche materna, dependen del aporte que se da a la madre a través de la dieta, y en nuestros días la carencia de Omega3 es universal. Por eso, muchos especialistas consideran que el aporte en forma de suplemento de DHA a la madre, es necesario durante el embarazo, y varios estudios confirman la disminución significativa del riesgo de parto prematuro con una suplementación suficiente de DHA, alrededor de 600mg durante el segundo y tercer trimestre de embarazo. La EFSA , que es la Agencia de Seguridad alimentaria europea, fija el aporte en 450mg diarios de DHA.

Menú Omega3

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

 

Se acercan las Navidades y vamos pensando ya en los menús festivos. Para unos es una planificación que se hace con ilusión, y para otros un dolor de cabeza más, así que vamos a intentar dar unas cuantas ideas para facilitaros la tarea.


La confección del menú Omega3, no es complicada si tenemos en cuenta los alimentos que son ricos en estos ácidos grasos poliinsaturados. Así, como ya sabéis, no podrán faltar todo tipo de platos elaborados con pescado y marisco. Además, podemos incluir algas para los vegetarianos, y huevos ricos en Omega 3, que son los de gallinas criadas en libertad.


Podemos elaborar los canapés con conservas de atún (mejor que sean las de bote de cristal) y el clásico salmón, bacalao o trucha ahumados, pulpo marinado, caviar o huevas de salmón, lumpo o trucha… y por supuesto adornar con todo tipo de vegetales en forma de crudité y también frutos secos, que aunque no son Omega3 poseen grasas saludables. ¿Y con qué acompañaremos estos canapés? Aunque a muchos les parezca sorprendente, la mantequilla elaborada con la grasa de la leche de vacas que pastan, también tiene cierto porcentaje de Omega3, al igual que los quesos que se elaboran con estas leches, y podemos también utilizar mayonesa casera y aguacate que aunque no es Omega3 posee grasas monoinsaturadas saludables.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

 

 

En la entrada de hoy a nuestro blog, queremos presentaros la nueva crema de aplicación externa sobre el párpado para alivio del ojo seco, que hemos lanzado este mes. Pero antes de nada, dejadme explicaros qué es el ojo seco:

 

El ojo seco es una condición muy molesta, que se da cuando el ojo no segrega suficiente lágrima. Los ojos pican, lloran, escuecen… hay sensación de arenilla y la visión se dificulta.

 

Es más común a medida que aumenta la edad, y especialmente frecuente durante la menopausia, debido a cambios hormonales. Hay factores externos como el uso de pantallas, exposición excesiva al aire acondicionado, utilización de lentillas, cirugía previa del ojo o ser fumador que favorecen el ojo seco. Además de estas causas, ciertas enfermedades autoinmunes cursan con ojo seco, y algunos fármacos también propician su aparición.

 

Uno de los campos principales de aplicación del DHA es la oftalmología, dado que es el único Omega3 presente en la retina. Por tanto no es de extrañar que en ojo seco, se vean claras mejoras tras su suplementación. En BrudyLab llevamos años realizando ensayos clínicos en amplias poblaciones con ojo seco, en los que hemos observado una mejoría significativa tanto a nivel de síntomas como de parámetros inflamatorios en lágrima (consultar nuestros ensayos para más información).

 

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

 

¿Quién no conoce a ningún compañero de clase de su hijo diagnosticado de TDAH, o está viviendo en su propia familia este trastorno? Aunque en realidad el Trastorno por déficit de Atención puede cursar con o sin Hiperactividad, en ambos casos propicia el bajo rendimiento escolar, genera tensiones familiares, y mina la autoestima del niño. Sin entrar en la polémica de si está hiperdiagnosticado, y si es necesario o no medicar a estos niños (y adultos, porque el TDA con y sin hiperactividad no es exclusivo de los niños), hay suficiente evidencia científica para apostar por la suplementación nutricional.

Dentro de los suplementos nutricionales que podrían ayudar, tenemos quizás como estrella indiscutible el DHA, ácido graso de la familia de los Omega 3 que se encuentra en gran concentración en las membranas neuronales, aportándoles fluidez y permeabilidad, e influyendo en la sinapsis y el metabolismo de los neurotransmisores.

Varios estudios demuestran la importancia que tiene el DHA durante las etapas de formación del cerebro en la gestación, especialmente en el segundo y tercer trimestre de embarazo. Y este crecimiento continúa durante la infancia, de manera que el niño va a continuar necesitando de un gran aporte de DHA. Su déficit, estaría ocasionando anomalías en los sistemas que modulan la atención, la motivación y la emoción, que condicionan la conducta humana. No es casualidad que la EFSA ( European Food Safety Agency), que es la Agencia Europea que regula todos los aspectos relacionados con la normativa de seguridad alimentaria, haya considerado el DHA como indispensable para el funcionalismo cerebral.

running

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

 

El DHA es un gran suplemento para el deportista, y ahora que empieza de nuevo la época de entrenos  hay que tenerlo en cuenta.


Hay varias razones por las que suplementarse con DHA, abaladas por estudios científicos. Dado que el DHA es una de las grandes carencias de nuestra nutrición, nuestras células tienen déficit de esta grasa tan saludable. El DHA, como descubrió Brudy, es responsable de aumentar la generación de glutation intracelular entre un 200 y 300%. El glutation es el gran antioxidante de los mamíferos, y por tanto neutralizador de radicales libres. El estrés oxidativo es causante de  lesiones y envejecimiento prematuro, así que hay que contrarrestarlo a toda costa.


El ejercicio físico intenso, genera radicales libres, y el cuerpo debe estar preparado para neutralizarlos. Así, una célula que esté bien provista de DHA, va a poder hacer frente a este exceso de estrés oxidativo, tan perjudicial para todo el organismo. En este sentido, Brudy ha realizado un ensayo clínico en ciclistas de élite en el que demostró un claro descenso de los marcadores de estrés oxidativo a los tres meses de suplementación, frente a los ciclistas no suplementados.


Por otro lado, el DHA es el ácido graso principal en las membranas neuronales, y por tanto decisivo en la capacidad de respuesta y concentración en deportes que requieren de reflejos rápidos ya que influye en la sinapsis neuronal. Por ello, el estudio que realizamos en jugadoras de fútbol sala, demostró una clara mejora en la velocidad de reacción.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

 

Cuando una célula está sometida a estrés oxidativo, pierde la capacidad de funcionar óptimamente y realizar sus funciones. Esto sucede en todas las células del organismo, incluidos los óvulos y los espermatozoides.

 

El estrés oxidativo se da por factores ambientales, como el humo del tabaco y la contaminación ambiental, por una alimentación deficiente que no nos aporte los antioxidantes necesarios para neutralizar este estrés, por ejercicio físico intenso, por falta de sueño,  consumo de alcohol,  estrés laboral... Es por ello que la tasa de infertilidad asociada a estos factores, está creciendo en nuestra sociedad, y se da tanto en hombres como en mujeres.

 

En consecuencia, para facilitar el embarazo, es importante seguir unos hábitos de vida saludables para contrarrestar este estado oxidativo.