Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
DHA en la menopausia

 

 

La Menopausia en la mujer se produce cuando los ovarios dejan de producir estrógenos y progesterona. La edad a la que se produce la menopausia varía entre los 45 y 55 años, aunque los primeros síntomas pueden iniciarse años antes.

Los síntomas más comunes incluyen sofocos, sequedad ocular y vaginal, problemas para dormir también en algunas con el consiguiente cansancio y falta de concentración durante el día y pérdida de memoria. Los cambios de humor, irritabilidad y ansiedad también se dan con mayor frecuencia durante la menopausia, debido a estos cambios hormonales.

La pérdida de estrógeno también hace que se pierda masa ósea, con riesgo incrementado de padecer osteoporosis y sufrir fracturas óseas. Y por último, el riesgo cardiovascular también aumenta a partir de la menopausia.

Diversos estudios han demostrado que los ácidos grasos Omega-3, y en concreto la fracción DHA, pueden ayudarnos a mitigar estos síntomas.

Varios estudios han confirmado el efecto positivo del DHA sobre la sequedad ocular, al ser el ácido graso principal en la retina. El DHA retarda la pérdida de masa ósea al limitar la acción de los osteoclastos, las células responsables de la resorción ósea. También se ha visto que ayuda a fijar el calcio y disminuye la excreción de calcio en la orina. Además, se ha demostrado cómo la suplementación con DHA en mujeres menopáusicas disminuye los triglicéridos y aumenta el colesterol HDL en sangre, influyendo positivamente en la mejora del riesgo cardiovascular. Por otro lado, varios datos indican que su acción sobre los neurotransmisores podría mitigar los síntomas vasomotores, y también la pérdida de memoria y deterioro cognitivo asociado a la edad, al ser el ácido graso poiliinsaturado mayoritario en cerebro.

Lo ideal es ingerir por dieta suficientes Omega3, algo que debería conseguirse con la ingesta de pescado graso de 2 a 3 veces a la semana, de tamaño pequeño (para evitar los contaminantes) como el boquerón, la sardina, el jurel… Si el aporte no se consigue mediante la dieta, se hace necesaria la suplementación. De todos nuestros suplementos a base de DHA, el que recomendamos en esta etapa de la vida es el BrudyDHA500Antiox, que aporta 350mg de DHA por cápsula más vitaminas, minerales y carotenoides naturales que contribuirán a una óptima nutrición celular.